La Confederación andaluza de asociaciones de padres y madres del alumnado por la educación pública (CODAPA) reivindica que el acceso a las tres comidas diarias se extienda a todas las familias que necesitan beca de comedor, en lugar de limitarse a las beneficiarias del Plan SYGA, ya que no solo los hogares acogidos al Programa de Refuerzo de la Alimentación Infantil sufren dificultades en estos momentos.

Tras el cierre temporal de los centros educativos de Andalucía a causa del coronavirus, el Gobierno andaluz ha puesto en marcha un plan para garantizar a los menores más vulnerables de la región el acceso a las tres comidas diarias. Este plan, que cuenta con 18.000 beneficiarios, usa como criterio para considerar al alumnado usuario de este servicio que esté acogido Plan SYGA.

No obstante, existen otras muchas familias vulnerables en la región con el servicio de comedor bonificado al 100% por su difícil situación económica que, sin embargo, no son receptoras del programa SYGA. De hecho, “por situaciones sociales extremas muchos hogares no pueden solicitar en servicios sociales dicho programa, con lo que este grupo quedaría excluido del reparto de alimentos”, pese a tratarse de menores en riesgo de exclusión, tal y como aclara la Asociación Andaluza de Directores y Directoras de Centros de Infantil, Primaria y Residencias Escolares (ASADIPRE) en este comunicado.

Por este motivo, la CODAPA se une su voz a la de este colectivo para solicitar que se garanticen las tres comidas diarias a toda la infancia andaluza que lo necesita.