Reunión con el consejero de Educación

El colectivo de madres y padres participarán activamente en el debate sobre las nuevas medidas contra el abandono y fracaso escolar, abierto por el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, durante la última sesión del Consejo Escolar de Andalucía. En una reunión mantenida hoy, el presidente de la Confederación Andaluza de AMPAs (CODAPA), Francisco Mora, le ha transmitido al consejero su satisfacción con respecto a las nuevas propuestas encaminadas, entre otras cosas, a aumentar el tiempo de lectura en Primaria y a fomentar una atención más individualizada del alumnado, así como la necesidad de que se tengan en consideración las ideas de las familias en este ámbito.

Desde la Confederación se considera que el debate propuesto desde la consejería abordará muchas de las reivindicaciones que CODAPA ha venido realizando durante los últimos años, por lo que el peso de las familias en la proposición de nuevas medidas es esencial en esta fase inicial. “Queremos recoger la mano tendida desde la administración, participando y apoyando el diseño de nuevas  acciones que supongan una mejora del proceso educativo, máxime cuando existe un compromiso de financiación adecuada a un planteamiento a medio plazo”, señala Francisco Mora.

El refuerzo del valor de la lectura en Primaria y de la expresión oral y escrita ha sido una de las medidas mejor recibidas por las familias, al igual que el refuerzo de la formación del profesorado. “Padres y madres somos conscientes del esfuerzo que realiza el colectivo de profesores en el día a día de la enseñanza, por eso creemos en la necesidad de una mejor formación inicial y continua que dote a estos profesionales de mejores herramientas para su labor docente”, apunta el presidente.

Mejor convivencia

Durante la reunión con el consejero, los representantes de CODAPA han abordado también la cuestión del borrador de la nueva orden de convivencia. En este ámbito, las familias van a contar con una regulación que respalda su implicación en la educación de sus hijos, ofreciéndoles la oportunidad de trabajar más activamente dentro de los centros, tal y como se venía reclamando desde las asociaciones de padres y madres.

La atención adecuada de aquellos que cometen faltas en el plano de la convivencia de los centros es una de las medidas más demandadas por la Confederación. Una necesidad que se ha recogido satisfactoriamente en el borrador de la orden de convivencia, y que va a permitir a los colectivos implicados en la educación alternativas a la simple expulsión del alumno. “Es una novedad que cuando a los chavales se les expulsa por una falta grave, tener la posibilidad de recibir asistencia educativa a través de las AMPAs, el ayuntamiento, las ONGs o los servicios sociales”, señala Mora. Una medida que, a opinión de CODAPA, va a permitir que el joven expulsado pueda reincorporarse con la máxima normalidad posible.

La nueva norma incluye, además, cuatro modelos de intervención para hacer frente a los supuestos de acoso escolar, agresiones a docentes, maltrato infantil y, como novedad, la violencia de género en el ámbito educativo. Respecto al acoso escolar, se define como maltrato psicológico, verbal o físico hacia un alumno o alumna producido por compañeros de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Como novedad se recogen nuevas manifestaciones como el acoso a través de medios tecnológicos o ciber-acoso, concebido como intimidación, difusión de insulto, amenazas o publicación de imágenes no deseadas a través del correo electrónico, páginas web o mensajes en teléfonos móviles.

Relacionado:

Los comentarios están cerrados.