Todas las leyes educativas e informes avalan la participación de las familias en la escuela

La Confederación andaluza de asociaciones de padres y madres del alumnado por la educación pública (CODAPA) ha lamentado que el consejero de Educación, Javier Imbroda, cuestione la participación de las familias en la escuela, a pesar de que todas las leyes educativas e informes la avalan y constatan su importancia para el buen funcionamiento de los centros escolares.

El colectivo, que representa a más de 2.700 AMPA de Andalucía, responde así a las palabras de Imbroda, quien ha declarado que las asociaciones de madres y padres “colonizan los centros educativos” y “se tienen que quedar en la puerta” en el 34º Diálogo de Educación organizado por Cofapa.

La Confederación andaluza subraya que las AMPA constituyen un órgano reconocido en el artículo 27 de la Constitución, que garantiza el derecho a la educación y establece que tanto el profesorado como las familias y, en su caso el alumnado, “intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca”.

“Las sucesivas leyes educativas LODE, LOPEG, LOCE, LOE, LOMCE, … LEA (en Andalucía) han regulado con mayor o menor acierto la participación de las familias en el gobierno de los centros educativos”, destaca la presidenta de la CODAPA, Leticia Vázquez Ferreira, quien señala que informes como Included constatan la importancia de que las madres y padres se “involucren e impliquen en los centros para mejorar su funcionamiento”.

La presidenta de la CODAPA defiende la importante labor de apoyo de las AMPA tanto al profesorado como a las direcciones de los colegios e institutos, un trabajo que no podrían desarrollar “de quedarnos en la puerta, como propone el consejero”.

En sus palabras, “este tipo de declaraciones nos aleja de lo verdaderamente importante, la mejora del proceso educativo para nuestras hijas e hijos”, algo en lo que las familias “tenemos mucho que aportar”, sostiene Vázquez Ferreira, quien ha aclarado que lo que preocupa realmente a las AMPA “desde fuera y desde dentro, es la dotación de recursos materiales y humanos a los centros, sus mejoras estructurales, los comedores escolares y una Agencia Pública que no tiene gerencias en algunas provincias y debe revisar su funcionamiento”, preocupación que a su entender “debería ser compartida” por Imbroda en lugar de “nuestra supuesta colonización”.

La máxima representante del movimiento de AMPA en Andalucía ha resaltado, por último, que la participación de las familias es bienvenida en los centros educativos: “cuando participamos nos sentimos incluidos y se evidencia que el profesorado nos quiere dentro, con alguna excepción muy puntual, que debe de ser a la que se refiere Imbroda”, sostiene Vázquez Ferreira, para la que resulta reseñable, asimismo, la “estupenda relación con las asociaciones de directores y directoras”.

“La semana pasada la Directora General de Ordenación Educativa nos invitó a participar en una mesa redonda sobre selección, formación y evaluación de direcciones de centro y nos sentimos muy bien acogidos”, detalla como ejemplo de esta buena sintonía la presidenta del colectivo de AMPA.

Los comentarios están cerrados