Granada, a 14 de abril de 2020. La Confederación andaluza de asociaciones de padres y madres del alumnado por la educación pública (CODAPA) lamenta que el consejero de Educación, Javier Imbroda, dé la espalda al alumnado afectado por la brecha digital y tilda de “elitista” que el responsable del ramo relacione la falta de recursos con problemas de motivación.

El colectivo recrimina que Imbroda vuelva a ignorar a las familias, quienes reclaman no avanzar el currículo mientras dure el confinamiento ni evaluar los contenidos impartidos a distancia para garantizar la equidad de la enseñanza, en jaque debido a la existencia de hogares que carecen de Internet, dispositivos digitales o nivel sociocultural para apoyar el estudio a distancia.

Lejos de oír las propuestas de las madres y padres, el consejero de Educación antepone criterios academicistas frente al bienestar del alumnado, ya que su intención es seguir avanzando materia desde casa y examinarla, pese a reconocer la existencia de brecha digital y social, recrimina el movimiento de AMPA, el de mayor representación de Andalucía.

La CODAPA afea, asimismo, las desafortunadas declaraciones del máximo responsable andaluz de Educación sobre la brecha digital y la imposibilidad de muchas familias para apoyar la educación a distancia, al considerar que estas situaciones “suelen coincidir con una marcha normal del curso, con niños que no encuentran motivaciones en su entorno para poder estudiar, una realidad que se acentúa ahora”. 

Estas palabras evidencian “un profundo desconocimiento de la realidad de las familias andaluzas durante el confinamiento”, denuncia la Confederación, que llama a poner el acento en el bienestar emocional del alumnado, cuyas circunstancias no son las más propicias para centrarse en el estudio, ya que no solo es víctima del confinamiento, sino que también sufre otros terribles efectos de esta dura pandemia, como la precariedad laboral en las familias, o lo que es aún peor, el posible contagio de familiares y la pérdida de seres queridos. 

Servicio de comedor

La CODAPA se ha pronunciado, por otra parte, sobre la anunciada ampliación de la garantía alimentaria a estudiantes en riesgo de exclusión no beneficiarios del Plan SYGA, una medida que las propias familias habían reclamado y que acogen con cautela hasta ver su alcance real. 

La organización alerta, no obstante, de que el escaso plazo dado a los Servicios Sociales para valorar y comunicar qué familias necesitan este servicio está provocando la exclusión de alumnado que lo requiere.