La CODAPA denuncia que muchos centros educativos comenzarán el curso sin comedor

En Granada, a 9 de septiembre de 2020. La Confederación andaluza de asociaciones de padres y madres del alumnado por la educación pública (CODAPA) denuncia que muchos centros educativos arrancarán el curso sin comedor ni aula matinal y alerta del peligro que corren las actividades extraescolares, pese a ser servicios fundamentales tanto a nivel social y de promoción de los hábitos de vida saludable, además de suponer una importante medida de conciliación laboral y familiar.

Ante esta situación, las familias del alumnado andaluz exigen “medidas urgentes” para posibilitar la prestación de estos servicios complementarios esenciales para los hogares en la escuela pública.

“El servicio de comedor asegura una comida diaria para muchos niños y niñas andaluces de familias en situación de pobreza o en riesgo de exclusión”, recuerda el colectivo, que representa a más de 2.700 AMPA de Andalucía.

La Confederación entiende que las empresas gestoras de los servicios del plan de apertura de centros han pasado por momentos muy difíciles por el cierre de los centros educativos en marzo. “Somos conscientes de la falta de planificación y coordinación entre agentes económicos y poderes públicos, una situación que está dificultando la apertura de los centros educativos en las mejores condiciones posibles y con los servicios complementarios que siempre ha tenido la escuela pública”, lamenta la CODAPA.

Para el movimiento de madres y padres, el de mayor representación a nivel andaluz, “no se puede permitir que haya empresas renunciando a sus contratos, despidiendo plantillas, obviando las necesarias medidas de prevención como la contratación de personal y, en definitiva, poniendo en peligro el servicio de comedor escolar, sea quien sea responsable de la situación”.

En esta línea, la CODAPA hace un llamamiento a la responsabilidad corporativa y a las administraciones competentes para que lleguen a un acuerdo que permita iniciar el curso con comedores escolares en todos los centros andaluces que disfrutaron de este servicio el pasado curso.

“Esta situación pone de manifiesto, una vez más, las disfunciones del servicio de comedores en Andalucía que venimos denunciando desde hace años. Las debilidades del modelo, basado en adjudicaciones temerarias a la oferta más baja, muestran que en momentos de crisis el sistema no puede dar respuesta. La falta de instrucciones desde la APAE (Agencia Pública Andaluza de Educación) a las empresas gestoras del servicio es una muestra más de la improvisación en la preparación de curso más complicado que iniciamos”, critica la Confederación.

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados.