La CODAPA cuestiona el modelo de gestión de comedores a través de grandes empresas

La Confederación andaluza de asociaciones de padres y madres del alumnado por la educación pública (CODAPA) cuestiona el modelo de gestión de comedores a través de grandes empresas que priorizan la reducción de costes, el ánimo de lucro y su negocio sobre la calidad de servicios públicos esenciales como este.

Lo ocurrido en Jaén, donde 37 colegios se han quedado sin este servicio esencial tras su abandono por parte de la empresa Royal Menú, evidencia el mal funcionamiento de este modelo de contratación, que deja en manos de una misma compañía la alimentación infantil de numerosos centros educativos, denuncia el colectivo.

Para evitar que este problema se repita en el futuro, las familias reivindican la gestión directa, la autogestión a través de las AMPA o a través pequeñas y medianas empresas de ámbito local que empleen productos de proximidad, de temporada y, en lo posible ecológicos, lo que redundaría en una mayor calidad del menú, al tiempo que se beneficia la economía local y se reduce el impacto medioambiental. 

La CODAPA, que representa a más de 2.700 AMPA de Andalucía, denuncia, por otra parte, la “nefasta” gestión del problema de comedores en Jaén, principalmente por la falta de información previa de la Agencia Pública Andaluza de Educación a las 2.000 familias afectadas, así como a los equipos directivos de los centros y a la propia delegación provincial de Educación, a los que se comunicó la noticia el mismo día que la concesionaria dejaba colgado el servicio, lo que ha dejado sin margen de maniobra mientras se adjudica por vía emergente el contrato a otra compañía.

Desde el pasado día 9 de octubre la APAE sabía que, por dificultades financieras, la empresa dejaría de prestar el servicio el 14 de octubre. Sin embargo, esta información no se comunicó a los centros afectados, lo que ha impedido buscar soluciones alternativas, al menos para atender a los menores con más necesidades”, lamenta la presidenta de la CODAPA, Estela Gil de la Parte.   

La Confederación ha denunciado, asimismo, la “lamentable” gestión por parte de la Junta, por no actuar antes, a pesar de los indicios que hacían prever la delicada situación de Royal Menú, a la que abrieron durante el curso 2018-19 diversos expedientes sancionadores y quejas por incumplimientos en la calidad que hicieron inviable la prórroga de su contrato. 

Ante la mala gestión tras lo sucedido, las familias se plantean pedir que se depuren responsabilidades en la APAE por haber permitido el “deterioro progresivo” del servicio de comedor escolar que prestaba Royal Menú, por dejar que los profesionales y trabajadores de esta compañía estuvieran en unas condiciones cada vez más precarias, por ocultar lo que sucedía y por perpetuar un sistema de adjudicación que prioriza a las grandes empresas frente a  las pymes y la producción local, como prometió la administración.

Cerca de 2000 familias que tienen contratado un servicio de comedor se quedan en el abandono más absoluto y, lo que es aún peor, sin una solución transitoria”, alerta Gil de la Parte. 

La CODAPA lamenta que los leves cambios introducidos por la APAE en los pliegos de contratación del servicio sólo hayan servido para favorecer a grandes compañías en la adjudicación de los comedores, como ocurría con el anterior Gobierno, con lo que además de incumplir su compromiso desoye a las familias, que abogan por un modelo de proximidad, que potencie las cocinas ‘in situ’ frente al modelo de catering mayoritario, con productos de proximidad y cercanía respetuosos con el medio ambiente, y que abra la puerta a las pequeñas empresas locales y a las AMPA con capacidad de gestionar las comedores para mejorar su calidad.

Los comentarios están cerrados