CODAPA recomendará a las familias que eviten matricular a sus hijas e hijos en la nueva FP Básica

La CODAPA, entidad que reúne a más de 2.300 asociaciones de madres y padres de alumnos de toda Andalucía, recomendará a las familias que eviten matricular a sus hijos en la nueva Formación Profesional Básica (FPB), a menos que el Ministerio de Educación aclare las dudas que presenta este nuevo ciclo creado con la LOMCE. A punto de finalizar el mes de marzo, la Confederación denuncia que aún se desconocen aspectos fundamentales como la financiación con la que contarán las administraciones regionales para su implantación en el curso 2014/15 o las condiciones en las que la FPB se desarrollará.

La Formación Profesional Básica son ciclos de dos años de duración que vienen a sustituir a los actuales Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI). Se trata de un instrumento introducido por la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa con el que se pretende reconducir a aquellos estudiantes que, habiendo cursado el primer ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria, no estén en condiciones de promocionar a 4º de la ESO. El alumnado que cuente con un título de FPB podrá optar a continuar su formación en los ciclos formativos de grado medio, o bien obtener el título de graduado en secundaria tras superar el correspondiente examen.

Para Francisco Mora, presidente de la CODAPA, “pasan las semanas y el ministro Wert sigue sin aclarar las dudas que tienen las familias sobre la FPB. No lo hace en la Conferencia Sectorial de Educación ni tampoco hace públicas las normas de regulación, por lo que con toda probabilidad comenzará el periodo de matriculación de una formación, a día de hoy, fantasma”. En este sentido, Mora critica que “aún no sabemos cómo se van a desarrollar estos ciclos, si se van a impartir en los centros de Educación Secundaria o en otra parte. Ni siquiera se sabe con exactitud aún cómo la primera promoción podrá optar a un título de ESO cuyo examen no se implantará hasta un año después de acabar, en el curso 17-18”.

Uno de los aspectos que más malestar genera entre las familias es la falta de información sobre los recursos con los que contará la Formación Profesional Básica. En este sentido, el Ministerio de Educación ya ha adelantado que no se podrá concretar el presupuesto hasta junio y que los recursos, procedentes del Fondo Social Europeo, no llegarán hasta pasado septiembre. “Se habla de mejorar un sistema educativo con cifras que no dejan de bailar en cada reunión, oscilando casi siempre a la baja, y mareando la perdiz”, subraya Francisco Mora, a la vez que señala que “todo esto no genera sino incertidumbre en las familias y en el alumnado”.

Por todo ello, desde la CODAPA se considera iniciar, llegado el caso, una campaña informativa para desaconsejar a las familias que sus hijos e hijas opten el próximo curso a la FPB. En palabras de su presidente, “en las condiciones actuales, no existen garantías de que la primera promoción de este ciclo pueda obtener una educación de calidad debido a una incertidumbre que, al igual que a las familias, afecta también tanto los gobiernos regionales como al profesorado que ha de impartirla”.

Los comentarios están cerrados.