CODAPA apuesta por las pruebas ‘Escala’ en Primaria frente a la reválida de la LOMCE

La CODAPA, entidad que reúne a más de 2.000 asociaciones de madres y padres de toda Andalucía, apuesta por la continuidad de las pruebas ‘Escala’ en Primaria, frente al fin segregador y competitivo de la reválida prevista por la LOMCE en esta etapa educativa. Así, este colectivo considera fundamental fomentar la cultura de la evaluación, encaminada a obtener información valiosa para la mejora del sistema educativo y del rendimiento del alumnado, en lugar de para fijar itinerarios y establecer rankings de centros.

Las pruebas ‘Escala’, en la que participarán en torno a 100.000 estudiantes de 2º de Primaria, se celebrarán los próximos días 26 y 27 de mayo. Organizadas por la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa (AGAEVE), dependiente de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, estas pruebas se desarrollan en dos sesiones de 60 minutos de duración, y espaciadas entre sí, con el objetivo de medir las competencias básicas en lectura, escritura y matemáticas. Sus resultados son dados a conocer, antes de fin de curso, al centro y a cada familia de forma individualizada.

Para Francisco Mora, presidente de la CODAPA, “todos los mecanismos que sirvan para comprender cómo están evolucionando nuestros hijos e hijas, con el fin de ayudarlos a mejorar tanto a nivel de centro como en casa, sin duda son bienvenidos”. En este sentido, subraya que “son los mismos maestros y maestras los que aplican la prueba, a través de la cual obtienen información extra, tanto académica como de contexto social, para atender sus necesidades”, con lo que “se puede actuar desde una etapa temprana”.

Desde la Confederación contraponen ‘Escala’ a la ‘reválida’ programada por la LOMCE en 3º de Primaria, que en este primer año está siendo polémica en algunas regiones españolas. Si bien el fin puede resultar similar (medir la adquisición de competencias lingüísticas y matemáticas), la prueba impulsada por el ministerio es externa y estandarizada, sin contar con el equipo docente ni con las circunstancias de cada región. Busca, además, divulgar los resultados de forma pública permitiendo que se establezcan clasificaciones de los centros, que incentiven su interés por mejorar el rendimiento académico.

Este último punto cuenta con el frontal rechazo de la CODAPA, por lo que supone “a la hora de crear guetos educativos, incentivando la competencia entre centros en base al miedo ante el desprestigio que supone aparecer a la cola de la tabla”. Así, Mora subraya que “la educación no está desvinculada de las circunstancias sociales y económicas que rodean a los centros y, por tanto, a su alumnado. La escuela pública debe ser inclusiva y transformadora de su entorno, lo cual pasa por abrirse a él y por desarrollar una estrategia personalizada, no por métodos asépticos y estandarizados”.

Por todo ello, la CODAPA anima a las familias a prestar mucha atención a los resultados que sus hijas e hijos obtengan de ‘Escala’, así como a analizarlo de forma conjunta con el profesorado de su centro educativo. “Debemos implicarnos en el aula, trabajar de forma conjunta con maestras y maestros, revisar lo que consideremos que no va como debería, para trabajarlo tanto dentro del centro como desde casa. La educación la podemos mejorar entre todas y todos, pero remando juntos al unísono y no corriendo en un sálvese quien pueda”, concluye Francisco Mora.

Los comentarios están cerrados