CODAPA APLAUDE LA REVISIÓN DE CONCIERTOS

La Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado por la Educación Pública (CODAPA) ha aplaudido la decisión de la consejera de Educación, Mar Moreno, quien hace unos días confirmaba la apertura de un proceso de análisis “profundo” y “pormenorizado” de la política de conciertos con centros educativos de la comunidad autónoma andaluza, siempre bajo las premisas del “respeto a la legalidad vigente” y “la defensa del modelo de escuela pública”.

Así saltaba la noticia de una de las reivindicaciones que CODAPA llevaba haciendo desde hace mucho tiempo en defensa de la escuela pública y de invertir el dinero de todos en la única educación que, hoy por hoy, es la única que garantiza la igualdad de oportunidades, un valor primordial en la educación que desde al Confederación no están dispuestos a perder.

Y es que esta información se ha dado a conocer en un momento especialmente duro y delicado causado, según CODAPA, por el ataque que la LOMCE supone para la educación pública,  pues se trata de una ley que “está pensada claramente para favorecer a la privada”.

Por otro lado, la decisión se ha tomado, según la consejera, debido a que se hace necesaria una optimización de los recursos. Al respecto, el presidente de la CODAPA, Francisco Mora opina que “ahora, más que nunca, la escuela pública, la de todos, necesita ese apoyo que ayude a equilibrar la balanza que desde el Gobierno central quieren desnivelar a favor de aquellos con mayores recursos económicos.”

Educación diferenciada

Asimismo, la Confederación está satisfecha con que desde la Administración  andaluza se mantenga la opinión firme de retirar los conciertos a aquellos centros educativos que llevan a cabo una diferenciación por sexos entre su alumnado.

La CODAPA mantiene que este tipo de educación es discriminatoria para el alumnado y que “en los tiempos en los que estamos no se puede seguir apoyando económicamente a estos centros y recortar en otros que sí cumplen con el principio de igualdad”, concluye Mora.

Los comentarios están cerrados.