Familias del alumnado andaluz exigen una vuelta segura al cole

En Granada, a 11 de agosto de 2020. Familias del alumnado andaluz, agrupadas en la CODAPA, la mayor confederación de AMPA de la comunidad, han mostrado su preocupación por la inseguridad con la que se llevará a cabo la vuelta al cole en la comunidad y exigen, en consecuencia, al Gobierno andaluz más recursos para garantizar la seguridad y salud en el regreso a las aulas en septiembre, en lugar de plantear el curso “con total normalidad, como si no existiese una pandemia”. Plantean movilizaciones “si las administraciones siguen mirando hacia otro lado”, advierten.

Según el colectivo, que representa a más de 2.700 asociaciones de madres y padres andaluzas, las instrucciones del 6 de julio no resuelven la situación, a lo que se suma que el decálogo de la Junta de Andalucía para la vuelta al cole no tiene rango normativo y sigue sin ahondar en el problema principal de la reapertura de los centros: la elevada ratio del alumnado.

“Los llamados grupos burbujas no cumplirán su objetivo en aulas atestadas, que pueden transformarse en un foco de infección. Como ya denunciamos desde la CODAPA, se siguen recortando líneas de la escuela pública en plena pandemia, en lugar de aprovechar la bajada de la natalidad para reducir el número de estudiantes por clase, garantizando así la distancia de seguridad que recomiendan las autoridades sanitarias para evitar nuevos rebrotes por Covid19”, señala la presidenta de la Confederación, Leticia Vázquez.

La CODAPA recrimina, además, que el Gobierno andaluz continúa sin destinar recursos materiales y humanos que garanticen un regreso seguro a las aulas. “Es necesario aumentar la contratación de personal, no solo docente, también de orientación, limpieza y sanitario. La pandemia avala la necesidad de crear los puestos de enfermería escolar y educación social”, asegura el colectivo.

Sin consenso

Las familias del alumnado denuncian que el “plan” de vuelta al cole no se haya consensuado con la comunidad educativa, así como que se hayan desoído las peticiones de las AMPA en el proceso. “Desde junio la CODAPA y sus ocho federaciones asociadas venimos trabajando por una vuelta segura a las aulas. Con este propósito nos hemos reunido con sindicatos, con los directores de primaria, secundaria o la inspección, entre otros muchos colectivos, para consensuar propuestas. También hemos mantenido distintos encuentros y enviado reiterados escritos a Educación, que ha desoído la mayoría de nuestras propuestas, y presentamos ante el Consejo Escolar de Andalucía (CEA) un completo documento con medidas para garantizar la seguridad que igualmente cayó en saco roto”, recuerda Vázquez.  Y añade: “hasta ahora siempre hemos mantenido la senda del diálogo, pero nos planteamos movilizaciones ante la ceguera de las administraciones. Si la Junta y ayuntamientos siguen mirando hacia otro lado, tendremos que adoptar medidas más contundentes”, subraya.

Escasez de recursos

La Confederación advierte de la escasez de recursos para los centros de Infantil y Primaria, ya que mientras los de Secundaria han recibido fondos para su adecuación al tener competencias en conservación y mantenimiento, las etapas previas se han dejado “totalmente olvidadas”.

El movimiento de madres y padres censura, paralelamente, que las instrucciones de la Junta tampoco aclaran el papel de las AMPA ni las medidas de conciliación que se pondrán en marcha de cara al próximo curso.

“Salvo concretar que los equipos directivos no tienen ninguna responsabilidad en caso de contagio o amedrentar a las familias con la activación del protocolo de absentismo si por miedo al Covid no llevan a sus hijos e hijas a clase, el decálogo no aporta ninguna novedad y ningún recurso nuevo, por lo que seguimos reivindicando más medios para garantizar la seguridad en septiembre”, exige la presidenta de la CODAPA.

El colectivo ahonda, asimismo, en la necesidad de asegurar una vuelta presencial a las aulas para garantizar la equidad y paliar las desigualdades que la educación a distancia ha originado a causa de la brecha digital y social. “Para hacerlo posible con las máximas garantías es necesaria la colaboración de todas las administraciones, ya que los poderes públicos comparten responsabilidad en este asunto”, pide la CODAPA.

Para la Confederación, es necesario que las administraciones locales aseguren entornos seguros en los centros escolares de Educación Primaria e Infantil, así como acondicionar espacios públicos para poder realizar desdoblamiento de clases.

“Ni siquiera se ha contemplado trazar planes de movilidad o afianzar proyectos como caminos seguros con la DGT, para evitar las aglomeraciones”, lamentan las familias del alumnado andaluz.

 

Los comentarios están cerrados.