CODAPA critica la actitud obcecada de Wert

La Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado por la Escuela Pública (CODAPA) critica la actitud obcecada del Ministerio de Educación que, pese a las voces críticas en contra del anteproyecto, “no mueve su postura ni un ápice, sino que sigue anclado en el segundo borrador de la reforma educativa, que muestra unas posiciones todavía más conservadoras que el primero”, comenta el presidente de la Confederación, Francisco Mora.

Tras la cuarta y última reunión de la Conferencia Sectorial de Educación, celebrada ayer, la CODAPA mantiene la sensación de que el diálogo con la comunidad educativa ha vuelto a ser ignorado completamente por el ministro de Educación, Jose Ignacio Wert y vuelve a pedir que se pare la reforma. El inmovilismo del ministro sólo causa, según la Confederación, “que se vuelva a épocas anteriores ya superadas.”

Por su parte la CODAPA no esta dispuesta a aceptar este retroceso, pues está completamente segura de que todos los avances educativos que se han conseguido en los últimos tiempos, y que afectan sobre todo a la igualdad de oportunidades y participación de las familias, no pueden ser eliminados de un sólo plumazo. Por otro lado, no entiende cómo se puede hacer una Ley en estas condiciones, sólo con el planteamiento de una voz, sin contar, en absoluto, con las distintas sensibilidades que hay en la sociedad.

La Confederación piensa que, lejos de conseguir un acercamiento, la postura del Ministerio de Educación cada vez se ha ido radicalizando más. Aún así, están dispuestos a seguir luchando para que la Escuela Pública no quede relegada a un segundo plano y se le dé mayor protagonismo a la privada. CODAPA cree que “los tiempos en los que sólo estudiaban unos pocos, por fortuna, han sido superados” y no piensan volver atrás.

Desde la CODAPA concluyen diciendo que se deben valorar los logros conseguidos en cuanto a la igualdad de oportunidades de acceso a los estudios y remarcan que, con esta reforma, lo que se consigue es “estimular itinerarios marcados por la Administración que conducen a una segregación del alumnado, la condena de una parte del mismo al fracaso escolar y en definitiva, qué sólo unos cuántos privilegiados puedan estudiar.”

Los comentarios están cerrados.