La CODAPA urge a la Junta que adecue los centros escolares para combatir las temperaturas extremas en las aulas

La Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado por la Educación Pública (CODAPA) ha reclamado a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que solucione cuanto antes el problema de la climatización en las aulas andaluzas para que el alumnado y el personal docente no sufran las elevadas temperaturas que se registran en la recta final del curso escolar.

Recogiendo el testigo de la preocupación de las familias y las AMPA, la confederación se ha puesto en contacto con el equipo de la Consejería, que comparte la preocupación y confirma que “están buscando soluciones a corto y medio plazo”.

“La CODAPA es consciente de la diversidad de edificios docentes y el elevado número que existe, por lo que apelamos a una actuación analizada técnicamente, planificada y coordinada entre la Consejería y los ayuntamientos, que consiga que nuestros centros educativos sean energéticamente eficientes”, explica la presidenta de la confederación, Estela Gil.

La CODAPA ha trasladado el “malestar” de numerosas familias andaluzas por el “calor insoportable que padecen sus hijas e hijos”, por lo que la actuación “no debería demorarse”. Entre otras propuestas, la confederación plantea al Gobierno andaluz que se analice la posibilidad de instalar toldos y/o cerramientos eficientes.

Asimismo, propone que en los edificios nuevos o en reformas integrales se incluyan en los pliegos de condiciones técnicas “medidas de climatización sostenibles”, todas ellas tendentes a evitar las situaciones de calor o frío extremo en las aulas.

Además, insta a los ayuntamientos con competencia en los centros de Infantil y Primaria a estudiar la posible solicitud de programas de incentivos para el desarrollo energético sostenible, para poder así afrontar parte de estas reformas u obras menores, así como la colaboración de otras instancias administrativas como subvenciones y/o financiación en la Unión Europea para afrontar el alto coste que supondría adaptar los centros educativos andaluces a edificios energéticamente eficientes.

La CODAPA está integrada por siete federaciones provinciales de AMPA que suman unas 2.400 asociaciones de madres y padres. Desde el colectivo se recuerda que la impartición de la enseñanza requiere de aulas que tengan una temperatura ambiente agradable y patios de recreo con una zona amplia de sombra, “condiciones que no reúnen muchos colegios andaluces, de cuyas deficiencias nos dan cuenta a diario las familias”.

En opinión de Estela Gil son las administraciones implicadas las que “deben urgentemente planificar las inversiones necesarias”, algo en lo que “el Gobierno andaluz está trabajando”, según las conversaciones mantenidas con la Consejería de Educación, en las que esta pide trasladar un mensaje de confianza a las familias.

Los comentarios están cerrados